Acoso sexual en el transporte público es un problema cultural en México
Implementan zonas preferenciales en el transporte público de Guadalajara
Publicado en Mar 18 2010

“Es Importante atacar el problema del acoso sexual de las mujeres en el transporte público desde una perspectiva cultural, realizando una labor preventiva y crear una cultura de denuncia en las mujeres que han sido víctimas. Los espacios preferenciales, no exclusivos, son un buen inicio”, expuso Adriana Lobo directora del CTS, en el marco del día Internacional de la Mujer celebrado el pasado 8 de marzo en Guadalajara, donde se designaron espacios preferenciales más no exclusivos en los vagones del Tren Ligero y autobuses del Macrobús para las mujeres como una medida de protección hacia ellas.

Al ser espacios preferentes, no existe ningún tipo de sanción o amonestación hacia los varones que se introducen en estas áreas rosas. El respecto el Secretario de Transporte y Vialidad del estado de Jalisco, Diego Monraz comentó: “ésta es una prueba piloto que ayudará a prevenir el acoso sexual, ya que no hay hombre valiente que se meta en un vagón con 50 0 100 mujeres a quererlas agredir”.

Es importante realizar acciones que generen un ambiente de respeto, para garantizar que las mujeres viajen más seguras y libres de violencia, sobre este tema Carmen Lucía Pérez, directora del Instituto de la Mujer agregó: “lo que más nos interesa es que se vaya trabajando en un cambio cultural y que las mujeres se sientan seguras al viajar en el transporte público, es necesario dar una educación de respeto hacia las mujeres”.

Acoso, problema real

El acoso sexual que viven las mujeres en el transporte público es un problema que se da en diversas ciudades del mundo, por ello (principalmente desde 2001) se han empezado a tomar diversas medidas para erradicar el problema. Estas se han desarrollado en tres planos: de infraestructura (separación de autobuses, vagones, etc.), de control (puntos de atención y reclamo, guardias, etc.) y social (campañas culturales).

Es necesario cambiar la forma de pensar y de actuar de la sociedad, creando una cultura de respeto hacia las mujeres, minimizando la visión de inferioridad. Por eso es importante desarrollar mecanismos que faciliten la convivencia entre los géneros en el transporte público, considerado como un escenario de encuentro.

¿Qué hay por hacer?

Ante el conocimiento de esta realidad y la continua disposición de los gobiernos y autoridades mexicanas de tomar medidas contundentes al respecto, el CTS se ha dado a la tarea de iniciar un proceso de investigación, reflexión y generación de propuestas que combatan el acoso sexual que se da en el transporte público.

En una primera etapa, se está efectuando una investigación que contempla el panorama de medidas aplicadas en las diversas ciudades del mundo con un número significativo de casos, así como la postura de sociólogos, antropólogos y psicólogos destacados en conjunción con los especialistas en transporte de nuestra organización. A partir de ésta, CTS llega a unas primeras conclusiones para iniciar un proceso de planteamiento de alternativas:

  1. El acoso es un problema real que requiere atención inmediata
  2. La solución no es ingenieril
  3. Un problema cultural se resuelve con un enfoque social

Para más información consulta nuestro resumen de investigación que viene en la parte de abajo de la página.

gente 2.jpg
"Los espacios preferenciales, no exclusivos, son un buen inicio, pero este tema debe atacarse por el lado cultural", AL
espacios preferenciales.jpg
En el tren ligero se pintó una franja rosa en el piso que da justo a los vagones de en medio por donde podrán ingresar las mujeres y tener asientos preferentes, más no exclusivos.

diego monraz.jpg
Diego Monraz Secretario de Transporte y Vialidad del estado de Jalisco junto con Carmen Lucía Pérez, directora del Instituto de la Mujer, felicitando a las mujeres en su día
33.jpg
Espacios preferenciales para las mujeres en los vagones del Tren Ligero y autobuses de Macrobús
Vista PreviaAdjuntoTamaño
Mujer y transporte.pdf539.08 KB