"Erróneo eliminar tenencia"
Salvador Herrera, piloto al volante -Entrevista para El Economista
Publicado en Mar 18 2011

El director adjunto del CTS México ofreció una entrevista al reportero Didier Ramírez de el periódico El Economista, CTS reproduce la información y celebra la importancia de que los medios de comunicación informen sobre el impacto que tienen temas como la permanencia del impuesto a la tenencia vehicular, así como la urgente necesidad de que los habitantes de nuestras ciudades tengan mejores opciones de movilidad para elevar su calidad de vida. A continuación la información.

Erróneo eliminar tenencia

La tendencia en México de algunos gobiernos estatales por eliminar el pago al impuesto de Tenencia vehicular es una estrategia calificada como errónea por parte del Centro de Transporte Sustentable (CTS),ya que ello no contribuye a mejorar los temas de movilidad urbana, amén de que se subsidia un modo de transporte menos eficiente.Salvador Herrera, director ejecutivo adjunto del CTS, indicó que esta tendencia va en contrasentido de encontrar un proyecto sustentable de movilidad, en donde se deben incluir todos los modos de transporte, priorizando mayor capacidad y eficiencia.El directivo destacó que se debe pensar en las externalidades del automóvil, es decir en el costo social que implica los daños que genera la circulación de estos vehículos por temas como contaminación y su impacto en la salud pública, por lo cual, eliminando la Tenencia, lejos de corregirse se favorece.


En ello, el impuesto que se paga por este concepto debería ser considerado como la retribución por los gastos generados.De acuerdo con información de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en países como Estados Unidos o incluso Francia, el impuesto a la propiedad de vehículos es mucho más alto que en México, y dentro de los miembros de este organismo es el único que ha comenzado a eliminar esta tributación.Herrera refirió que no se trata de estar en contra del desarrollo de la industria automotriz, y minimizarla venta de unidades; por el contra-rio, "hay una amplia probabilidad de mancuerna con el sector para favorecer temas ambientales".Una de esas situaciones radica en restringir el ingreso de autos importados que no cubren con estándares ambientales; la segunda es la limitación a la circulación de vehículos obsoletos y la tercera, modular el uso de los mismos."En otros países como Dina-marca, la movilidad urbana se centra en el transporte público, pero no se sacrifica en nada la venta de automóviles, lo que se hace es moderar su uso. Este esquema es el que buscamos difundir".En este enfoque, se estaría incentivando la venta de automóviles y con ello impulsando a la industria automotriz, que en el país que es una de las generadoras de empleo y de mayor peso en la economía nacional, al tiempo de pensar en la sustentabilidad.

Fuente: El Economista